Los modos de carga para coches eléctricos son fundamentales para entender cómo optimizar la experiencia de carga y aprovechar al máximo la tecnología disponible. Aquí exploraremos los cuatro principales modos de carga, sus tipos de conectores, los coches que los utilizan, en qué países son comunes y las ventajas destacables de cada uno.

Los vehículos eléctricos están transformando la manera en que nos movemos, y conocer los modos de carga disponibles es crucial tanto para usuarios como para empresas interesadas en el sector.

Modos de carga para el coche eléctrico

Modo de Carga 1: Carga lenta no controlada

Modos-de-carga-para-coche-electrico-modo-1

Uso en enchufes domésticos estándar.

Este modo es ideal para recargar bicicletas eléctricas, patinetes y scooters utilizando un enchufe convencional de 230V.

ConectorEnchufe doméstico. Schuko (230V) en España.
VehículosBicicletas eléctricas, patinetes, scooters.
PaísesUso global en hogares, respetando el tipo de enchufe estándar de cada país (Schuko en España).
Duración8-12 horas para 100 km de autonomía.
VentajasSimplicidad.
No requiere instalación específica.
InconvenientesMuy lento, no recomendado para coches eléctricos de gran tamaño.
La carga puede tardar varias horas o incluso días para una batería completa.
No se tiene control sobre la intensidad, puede hacer disparar el automático.

Modo de Carga 2: Carga lenta controlada

Modos-de-carga-para-coche-electrico-modo-2

Utiliza un enchufe doméstico estándar, pero el cable que conecta el enchufe con el vehículo integra una caja con cierta electrónica, que permite definir la intensidad de recarga y cierta comunicación con el vehículo.

Este modo es adecuado para coches pequeños y vehículos híbridos enchufables.

ConectorCable con enchufe doméstico (Schuko 230 V) en el lado de la vivienda, y clavija Tipo 2 en el lado del vehículo.
VehículosTodos los eléctricos enchufables, atendiendo al tipo de toma local.
Se aconseja solo para recarga ocasional, o vehículos híbridos con autonomía eléctrica limitada.
PaísesUso global en hogares, respetando el tipo de enchufe estándar de cada país, tanto en el lado de la vivienda (Schuko en España) como del vehículo (Tipo 2 en Europa).
Duración6-8 horas para 100 km de autonomía.
VentajasSimplicidad.
No requiere instalación específica.
El cable se puede llevar en el maletero, para recargas ocasionales.
Permite elegir la intensidad a la disponible en el enchufe.
Recomendado para vehículos híbridos enchufables.
InconvenientesMuy lento, no recomendado para coches eléctricos puros.
La carga puede tardar un día en llenar una completa.

Modo de Carga 3: Carga Semi-Rápida

Modos-de-carga-para-coche-electrico-modo-3

Uso doméstico y público, punto de recarga dedicado.

Este modo utiliza estaciones de carga instaladas en garajes o lugares públicos y es más rápido y seguro que los modos anteriores. Utiliza siempre corriente alterna, pudiendo alcanzar una potencia de 7,4 kW en instalaciones monofásicas y 22 kW en trifásicas.

El punto de recarga puede ser comunicable desde dispositivos externos como teléfonos móviles u ordenadores.

ConectorEn Europa, toma Tipo 2 (IEC 62196-2).
VehículosTodos los eléctricos enchufables, atendiendo al tipo de toma local (Tipo 2 en Europa)
PaísesTodo el mundo, atendiendo al tipo de toma local (Tipo 2 en Europa).
Duración1-3 horas para 100 km de autonomía.
VentajasRápido, seguro, adecuado para uso diario.
Puede recargar un coche en unas pocas horas.
El punto de recarga puede ser comunicable, por ejemplo para programar un calendario de recarga en tarifa valle, o habilitar la recarga solo a ciertos usuarios.
InconvenientesCosto de instalación más alto que modos 1 y 2, requiere infraestructura adicional.

Modo de Carga 4: Carga lenta no controlada

Modos-de-carga-para-coche-electrico-modo-4

Estaciones públicas, carga rápida en minutos.

Utiliza corriente continua (DC) para una carga extremadamente rápida, ideal para viajes largos y emergencias.

ConectorCCS 2 (Combo 2) en Europa.
VehículosPrácticamente todos los eléctricos puros, algún híbrido enchufable, atendiendo al tipo de toma local (CCS 2 en Europa).
PaísesTodo el mundo, atendiendo al tipo de toma local (CCS 2 en Europa).
Duración20-30 minutos para 100 km de autonomía.
VentajasMuy rápida, ideal para viajes largos.
Puede cargar hasta el 80% de la batería en menos de 30 minutos.
InconvenientesCostosa, limitada disponibilidad de estaciones.
La infraestructura es cara de instalar y mantener.

Conclusión

Conocer los modos de carga es esencial para elegir el más adecuado según las necesidades de uso y el lugar en el que se utiliza. Ya sea para un usuario doméstico o una empresa, optimizar la carga del coche eléctrico es clave para una experiencia eficiente y sostenible.

Consulta los servicios de instalación y soporte de Chargevite para maximizar tu experiencia de carga.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *